UN PUNTO Y APARTE, de Helena Nieto

Hoy le toca a otra Chica de la Rosa, Helena Nieto. Otra compañera que, con trabajo y perseverancia, ha visto sus sueños hechos realidad. Su primera novela, Secretos de Arena, vio la luz algunos meses después de finalizar el taller de novela romántica de la Máquina China. Con su segunda novela, Un punto y Aparte, Helena se consolida como una genial narradora de sentimientos e historias creíbles y humanas que llegan a tocarte la fibra más íntima.



Autor: Helena Nieto

Editorial: El Maquinista

Encuadernación: Tapa blanda

ISBN: 978-84-938291-7-9

381 Páginas

Año: 2011




SINOPSIS
¿Hay amor después del amor?
En Un punto y aparte Paula se ve abandonada por su marido, quedando a cargo de sus tres hijos. Para salir de la amargura que impregna su vida su terapeuta le aconseja que escriba, que refleje sus sentimientos y vivencias sobre el papel.
Así nos descubrirá cómo superado el dolor se enfrenta a la posibilidad de un nuevo amor, por supuesto no ausente de problemas y dificultades, pero que tendrá que superar para seguir adelante.

OPINION

Un Punto y Aparte es, sobre todo, una novela de sentimientos. Nos contaba Helena en la presentación que hizo del libro en Madrid, que estuvo dudando entre escribir la historia en primera o en tercera persona. El corazón le pedía la primera persona y, para mi gusto, acertó de lleno con la elección. La autora consigue de este modo meternos en la piel de Paula, esposa y madre de tres hijos (dos adolescentes, para más inri)a la que la vida le da un duro golpe cerca de la cuarentena. Su marido la deja por otra mujer y ella se ve de repente sola al timón de una vida de la que dependen, además, sus tres hijos.

Es una historia cotidiana y, tristemente, muy real. Refleja una situación que por desgracia les toca vivir a bastantes mujeres y creo que el mensaje que trasmite es de esperanza, ya que si bien en las primeras páginas del libro vemos cómo Paula sufre la amargura del abandono, poco a poco, vemos cómo va superando el día a día y se va haciendo más fuerte, encontrando otros caminos por los que avanzar sin depender del hombre que la ha dejado tirada con tres hijos a sus espaldas.

Cuando aparece Sergio en la vida de Paula, te das cuenta de que ha encontrado a uno de esos hombres a los que no puedes dejar escapar. Un hombre que, además de estar cañón, es amable, atento, cariñoso y tiene en cuenta las necesidades de Paula. Su historia de amor avanza con naturalidad y a pesar de todos los impedimentos que Paula encuentra en su camino. No sólo tiene que rehacer su vida, abrirse de nuevo al amor y darse la oportunidad que merece de ser feliz. Además, debe lidiar con sus hijos adolescentes y el egoísmo propio de su edad, y con un ex marido que es como el perro del hortelano: ni come, ni deja comer.

Helena nos sumerge en esta historia de amor con una narración impecable, de escenas cortas que consiguen que la lectura sea muy ágil y amena. Consigue plasmar con sencillez las distintas fases por las que pasa la protagonista y hace que te metas en su piel, acompañándola durante ese viaje que empieza con una ruptura y que termina con la respuesta a esa pregunta que nos planteamos durante toda la novela: ¿existe el amor después del amor?

Recuerdo que cuando terminé la historia, cerré el libro y me quedé un rato mirando la portada con una sonrisa tonta en la cara. Eso regustillo de satisfacción en el lector sólo lo consiguen algunas novelas... ésta es una de ellas.

Comentarios

  1. Me has dejado muda... gracias. Me satisface saber que te ha llegado la novela al corazón y has entendido magníficamente lo que yo deseaba reflejar.
    Me emocionas con tus lindas palabras.
    Un beso

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Cuando todo el mundo sea súper, nadie lo será.

La impaciencia del lector (y del escritor)

La Joya de Meggernie